Esperanza Balnearioesperanza-balneario

Situado en la Sierra de Alcaraz, Esperanza Balneario abre sus puertas a las gentes que quieren disfrutar y cuidarse en las instalaciones de la estación termal, un lugar privilegiado fuente de salud y bienestar.

Las aguas con propiedades medicinales del manantial de baños de La Esperanza se utilizan desde hace dos siglos para el tratamiento y cura de diversas dolencias como reumatismos y dolores articulares, afecciones respiratorias, circulatorias y de la piel.

Esperanza Balneario, ubicado en Reolid, en el suroeste de Albacete, a escasos kilómetros de la provincia Ciudad Real, ofrece un programa de salud supervisado por personal médico. Cuenta con numerosas técnicas terapéuticas, además de su piscina termal, entre ellas: bañera de burbujas e hidromasaje, duchas en columna y circular, pediluvio y maniluvio. También, hidromasaje lumbar y cervical, inhalaciones, baño turco, vendas frías, fomentos. Además, el equipo del balneario aplica parafangos, parafina, ultrasonido, infrarrojos y masajes terapéuticos y relajantes, según prescripción médica.

Diversos programas de termalismo, como el del IMSERSO, permiten acceder a estas terapias de salud guiadas que se realizan en su centro termal. El propio equipo del balneario se encarga de gestionar la tramitación de la participación en estos programas para que las personas interesadas no se tengan que preocupar por nada. Dirigidos a personas jubiladas, pensionistas, y cónyuges, incluyen estancias de 10 o 12 días, con alojamiento y régimen de pensión completa, con visita médica y diversas técnicas termales.

Y este verano puede ser especial para los termalistas de IMSERSO con la oferta que lanza el balneario para que los pequeños de la familia puedan disfrutar de unos días junto a sus abuelos, bañarse en la piscina exterior, hacer excursiones y divertirse con las actividades del equipo de animación.

El balneario La Esperanza es también un espacio para relajarse y desconectar. El visitante puede alojarse en su hotel de tres estrellas, y pasear por sus alrededores mientras disfruta de la naturaleza. Su acogedor complejo dispone de amplias zonas ajardinadas, además de una piscina exterior abierta para la temporada estival. Y para reponer fuerzas nada mejor que los platos preparados en las cocinas de su restaurante, elaborados con productos locales y siguiendo las recetas de la rica gastronomía de Castilla – La Mancha.

Además, se puede completar la estancia con visitas a los pueblos del entorno deleitarnos con la su rica gastronomía y conocer su patrimonio cultural; y disfrutar de espacios naturales como el Nacimiento del Río Mundo o las Lagunas de Ruidiera, y numerosos parajes de las sierras de Alcaraz y Segura.

Sin duda, un lugar para visitar, el lugar donde nace el agua… ¿te lo vas a perder?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario