Esperanza BalnearioSolidaridadVoluntariado corporativo

[email protected] del equipo de Esperanza Balneario han confeccionado desde su casa, durante los meses de agosto y septiembre, más de 800 mascarillas adaptadas para personas con discapacidad auditiva.

El personal de Esperanza Balneario  recibió en su domicilio un kit con el material necesario e instrucciones de realización de las mascarillas transparentes para protección de contagios frente a la COVID-19, que se harán llegar a personas sordas y su entorno, con el objetivo de facilitar su comunicación a través de la lectura labiofacial. Esta acción se enmarca en su programa de voluntariado corporativo como colaboración dentro de la iniciativa puesta en marcha por Fundación Randstad y Fundación FDI.

Parte de las mascarillas elaboradas se han entregado a la Asociación de Padres de Niños Sordos de Zaragoza, ASPANSOR. Durante la entrega, se ha querido destacar la implicación del equipo del balneario y manifestado el compromiso de seguir colaborando con diferentes colectivos sociales, especialmente en estos momentos de crisis sanitaria.

Los responsables de ASPANSOR han agradecido la colaboración de los voluntarios de Esperanza Balneario y han manifestado la necesidad de contar con este tipo de mascarillas para la prevención de contagios y de que se establezcan estándares para homologar el producto.

En el acto de entrega también han participado Marta Calzón y Paloma del Diego, directoras de la oficina Randstad de Zaragoza. La situación actual ha generado además un incremento de la brecha de integración, motivada, entre otras muchas cosas por el uso de mascarillas, que impiden a las personas con discapacidad auditiva leer los labios. Por eso, desde Fundación Randstad se ha lanzado esta iniciativa de voluntariado participativo para la elaboración de mascarillas adaptadas para la lectura de labios de personas sordas y su entorno.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post comment